BARRIO SAN CAMILO POPAYÁN-COLOMBIA
Martes 1 de octubre, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

NOTA: EL ARTICULO DISTRIBUIDO EN EL DIA DE HOY, CON EL TITULO DE:
"TUNA UNIVERSITARIA DE POPAYAN" FUE ESCRITO POR EL POETA E HISTORIADOR JAIME VEJARANO VARONA.  ATTE.

Amigos:

La Capilla de Villa Marista es uno de los patrimonios con que cuenta el Barrio San Camilo de la ciudad de Popayán. El articulo contiene una descripción de los orígenes, sitios y situaciones especiales del Barrio.

Cordialmente,

***:
 
BARRIO SAN CAMILO POPAYÁN-COLOMBIA
“VILLAMARISTA”  UN PATRIMONIO URBANO
Fuente Histórica – cronológica:   Historiador OSCAR ESTEBAN HERNANDEZ - Archivos Unicauca


El patrimonio urbano de nuestra ciudad, contribuye a la revitalización del sector histórico de Popayán y transciende los intereses estrictamente culturales constituyéndose en un componente de estrategias integradas al desarrollo urbano. Adicionalmente el sector histórico de Popayán todavía contiene asentamientos urbanos vivos y en este caso, el barrio San Camilo donde se encuentra Villamarista que es portador de la memoria histórica de generación tras generación y de vivencias que son comunes y únicas para la reminiscencia histórica de un pueblo.

Villamarista: edificio de dos plantas y de estilo ecléctico del siglo XX, una capilla neogótica con 36 vitrales; cuatro patios donde se hallan tres obras de estatuaria: el Ángel Custodio, ubicado en el patio lateral derecho de la capilla, San José y San Marcelino Champagnat, quien fuera el fundador de la Comunidad Marista.

La historia del Barrio San Camilo dice:

En el siglo XVIII llegados los Padres Camilos de procedencia italiana a Popayán, fueron invitados por el obispado. Éstos fundaron el Colegio del Señor de San José de la Buena Muerte en 1766 en el sitio denominado El Achiral, de la ciudad de Popayán, en dos solares adquiridos por el Presbítero doctor JOSE BELTRAN DE CAICEDO, donde construyó un convento para alojamiento. Posteriormente aquellos construyeron una capilla colonial a mediados del siglo XVIII, que subsistió hasta 1950 aproximadamente. Estos sacerdotes y legos celebraban la misa en dicha capilla y posteriormente visitaban los enfermos de gravedad y con sus conocimientos paramédicos, utilizando plantas medicinales, aliviaban a buena parte de los enfermos y habitantes de la época.

Los Camilos como comunidad religiosa permanecieron 42 años, en la ciudad de Popayán, donde se dedicaron a la caridad cristiana, especialmente asistiendo a los moribundos, para su buen morir, bajo la concepción de la muerte como un segundo nacimiento. Los Camilos tenían un detallado libro de estadística con el nombre de los enfermos y con un posible diagnóstico de la enfermedad y de la hora del fallecimiento, en este último caso le daban cristiana sepultura.

Este importante libro se conserva como un tesoro en el archivo histórico de la Universidad del Cauca.

En 1821 Los Camilos fueron expulsados de la Nueva Granada por haberse declarado abiertamente realistas y el Congreso Político de la Gran Colombia le adjudicó al Fisco todos los bienes y rentas de la comunidad religiosa por lo cual se disolvió el Colegio del Señor San José de la Buena Muerte y el inmueble paso a ser del Gobierno Republicano, conservándose algunas áreas del mismo para enfermería.  En 1827 suspendida la  atención  sanitaria, la edificación  fue cedida a la  naciente Universidad del Tercer Distrito,  (hoy Universidad del Cauca), mediante  Decreto  Ejecutivo del  6 de octubre del  mismo año, firmado por el entonces Presidente de la Gran Colombia,  Libertador Simón  Bolívar.

Ese mismo año la citada Universidad del Tercer Distrito a  petición del Obispo de Popayán Salvador Jiménez de Enciso y Cobos Padilla, cede el inmueble a la Diócesis para establecer allí el Seminario Conciliar pro témpore, debido a que el real colegio Seminario resultó afectado por un terremoto y en 1829 regresan los seminaristas diocesanos al Real Colegio Seminario  ubicado  en la calle 5ª,  dejando el inmueble de San Camilo y éste pasa a ser utilizado como residencia para sacerdotes,  enfermos  y/o  ancianos.

En 1912, la Arquidiócesis de Popayán vende el edificio a la Congregación de los Hermanos Maristas procedentes de Francia. Posteriormente los Hermanos Maristas, en 1928, emprenden la construcción de su nueva capilla neogótica, que reemplazaría definitivamente a la de origen colonial. El hermano Théodore-Joseph, trazó los planos del nuevo templo, inspirados en la planta de la iglesia parroquial (gótica) de la-Valla-en-Gier (Loira, Francia), población en la que San Marcelino Champagnat fundó el 2 de enero de 1827 dicha congregación católica.
 
El 29 de octubre de 1976 todo el complejo arquitectónico de Villamarista, fue vendido por los hermanos al Ministerio del Trabajo, subdividiéndose posteriormente el inmueble en dos: - El área que alberga la capilla neogótica fue habilitada como sede del Instituto de Seguros Sociales y - la otra parte de la edificación la adquirió en compraventa parcial Fondo Rotatorio del Ministerio de Justicia.

Como ciudadanos y habitantes de Popayán, debemos provocar la defensa del patrimonio cultural, material e inmaterial del sector histórico y particularmente del inmueble de Villamarista. Buscamos ante las autoridades en razón a la supresión del ISS  y el peligro a que sea subutilizado, obtener la protección del edificio mencionado para que sea al servicio de las gentes y evitar que con la enajenación, se altere, modifique, destruya o reforme la arquitectura del bien, o se le dé mal uso del suelo, a lo que constituye un valioso patrimonio que identifica el pasado, la vida  contemporánea de  la ciudad  y  su sociedad actual.
 
La comunidad aspira a que el edificio cumpla unas funciones socio-culturales en  beneficio de los habitantes del sector y de la ciudadanía en general. Propenden la defensa del patrimonio como personas que quieren garantizar la protección efectiva de este inmueble de acuerdo a las disposiciones del Plan Especial de Manejo y Protección – PEMP vigente,  para  la  ciudad  de  Popayán e  inmersas en el actual  Plan  de Desarrollo Municipal.
 
Mediante solicitud de Declaratoria de Bien de Interés Cultural BIC, que se encuentra cursando en la Gobernación del Departamento del Cauca, propuesta en trámite,  presentada por un notable servidor de la comunidad de San Camilo, ciudadano payanés y por la misma Universidad del Cauca;  se espera salvaguardar un bien emblemático que hace parte de  la identidad cultural  de  los  payaneses,  ubicado en esta Unidad de Gestión Urbanística – UGU – San Camilo del PEMP,  Barrio San Camilo de Popayán.
 
Fuentes Historiador OSCAR ESTEBAN HERNANDEZ,
Antropóloga Lic. Mª Cecilia Velásquez
Vice Presidenta Academia de Historia del Cauca
Archivos: Universidad del Cauca - Agosto 2013.
  
JUNTA  DE  ACCION  COMUNAL   SAN CAMILO – ALEDAÑOS /LILA LOPEZ CAMPO-PRESIDENTA,
VEEDORA PATRIMONIO HISTORICO Y NATURAL DE POPAYAN, AMIGOS Y CIUDADANOS  GESTORES CULTURALES,  POR  LA DEFENSA 
DEL  PATRIMONIO  HISTORICO DE LA CIUDAD  Y  COLOMBIA

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com