PUELENJE: LA FE DE UN PUEBLO
Domingo 6 de octubre, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja

Amigos:

Puelenje, hace 50 años, era un lugar en una colina vecina o colindante con la ciudad de Popayán. Sus visitantes iban a disfrutar de la típica fritanga del lugar y la amabilidad de su gente. Hoy  todo ha cambiado para bien de sus habitantes. El articulo de Luis Arévalo Cerón llena de esperanza a Puelenje que espera tiempos mucho mejores.

Cordialmente,

***

PUELENJE: LA FE DE UN PUEBLO
Por: Luis Arévalo Cerón.
Sábado octubre 5, 2013
El Nuevo Liberal. Popayán. Colombia

En la zona rural, al suroccidente del municipio de Popayán se destaca una comunidad trabajadora y creyente; Puelenje con una población aproximada de mil familias que se dedican a las labores agrícolas en sus huertas caseras donde cultivan plátano, yuca, café y variedad de frutales.

Cuenta con tres vías de acceso completamente pavimentadas, gracias a la gestión de José Gabriel Silva Riviére cuando dirigió el programa de Caminos Vecinales (hoy extinguido); a diez minutos del centro en transporte particular o público con dos rutas de la empresa Sotracauca, contribuye al desarrollo turístico por los sitios gastronómicos que ofrecen deliciosos platos típicos, especialmente los fines de semana.

Tiene una Junta de Acción Comunal cuyo presidente Rigoberto López Agredo le dedica tiempo al bienestar social de la comunidad; hace poco programó un mercado campesino para que los moradores de Puelenje pudieran adquirir los productos agrícolas sin intermediarios; en la vereda el tiempo transcurre en un ambiente que no deja de tener los inconvenientes ordinarios que atentan contra la seguridad, aunque cuenta con una buena vigilancia policiva.

Reclama que ya es hora de darle vida al puesto de salud que permanece cerrado; dispone de un centro escolar mixto con 56 alumnos y dos profesoras que sin ser suficiente, cubre una parte de la población estudiosa de la región; desde la escuela se organizan campañas contra la drogadicción, problema que aqueja a la sociedad actual, especialmente a la juventud; en medio de este panorama que rodea a Puelenje, sobresale la religiosidad de sus gentes que tienen en el Amo Jesús y en el Divino Niño a sus mejores protectores que no les fallan.

En el mes de diciembre de 1991, Guillermo León Velasco Pajoy para pagar una promesa, cumplió con la donación de la imagen del Divino Niño para la capilla del lugar; Teresa Mera y Tulia María Pajoy residentes en la plazuela, junto al templo, promovieron la devoción al Niño Jesús con una eucaristía solemne que organizaron por su cuenta en aquel año; en 1992 se organizó un comité pro fiesta del Divino Niño y se convino que su celebración sería el último domingo de septiembre de cada año, a manera de réplica de la tradicional festividad que tiene lugar en Bogotá el primer domingo del mismo mes.

Puelenje cumplió 21 años de la celebración religiosa que cuenta con la participación de numerosos devotos, varios de los cuales aseguran haber recibido favores del Divino Niño; en el presente año, del 21 al 27 de septiembre se celebró la novena, durante la cual se recolectaron productos no perecederos para organizar mercados que se entregaron a las familias pobres durante la fiesta.

El sábado 28 se cumplieron las vísperas con eucaristía, bendición de los esposos y procesión nocturna en la cual cargaron las mujeres, sin faltar los juegos pirotécnicos y el castillo; el domingo 29 fue el día de la fiesta con misa solemne, bendición de los niños y procesión con la imagen desde la capilla hasta el crucero; las andas fueron donadas por la Junta Permanente pro Semana Santa de Popayán en el año 2000 siendo presidente Mario Córdoba; la junta organizadora estuvo conformada por el párroco Raúl Ortiz, la presidenta Patricia López, secretario Javier Pajoy, tesorera Adelaida Velasco, fiscal Gilberto Serna Pajoy y 24 vocales.

De otra parte, Puelenje luce con orgullo la secular imagen del Amo Jesús, patrono de la comunidad; talla del siglo XVIII desfila en las procesiones de la Semana Mayor de Popayán; hace 9 años es la figura central del paso de la negación del miércoles santo; fue restaurada con todas las especificaciones artísticas con el respaldo de Felipe Velasco Melo actual presidente de la Junta Permanente Pro Semana Santa; su fiesta se celebró con bastante fervor el pasado 25 de agosto organizada por el Comité que preside Viviana Tobar; junto a esta devoción, sobresale el orgullo de ser una vereda de cargueros; cuenta con 30 personajes que lucen alcayata de oro; esta breve historia refleja la fe de un pueblo.

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com