RAMÓN DOLORES PÉREZ
Lunes  26 de marzo, 2012
De: Mario Pachajoa Burbano
http://mariopbe.com/
mariopbe@gmail.com

Amigos:

Ramón Dolores Pérez es uno de los personajes más
populares, admirados y apreciados del  Popayán de
Antaño. El Maestro Guillermo Valencia lo definió:
"Ramondé es un loco genial".

Agradecemos a Víctor León el suministrarnos
el articulo que hoy reproducimos.

Cordialmente,

***

Ramón Dolores Pérez
Popayán 1868-1956
Por: Nelly Eugenia Pérez.
Diciembre de 1992
.

Presentar a Ramón Dolores Pérez y Esparza, es remontarse a los años 1700 a 1800 para situarse en la Jerusalén bíblica en donde comienzan sus raíces en el siglo XV, con un própero y rico comerciante de prolífica descendencia, que decide un día marcharse de sus tierras, huyendo de la guerras palestinas internas que dejan al país en total decadencia y física ruina. Ese hombre es Simón Pérez y parte a Francia con ocho de sus diez hijos. En Burdeos instala una fábrica de vinos que pronto se convierte en la primera de la ciudad por la calidad de sus productos. Pero las constantes guerras hicieron que el visionario comerciante enviara a sus hijos más jóvenes a Cádiz y que en Jerez de la Frontera instalaran ola misma industria paterna con gran éxito.

Allí los Pérez aprendieron el idioma español y durante varios años continuaron con el negocio paterno, hasta que dos de ellos decidieron embarcarse para América atraídos por el sueño americano. En Paris se pierde el rastro de Simon Pérez pero en la España de hoy hay familias que reconocen a Ramón Dolores Pérez y Esparza como uno de los suyos. En Bocas de Ceniza desembarcan los dos hermanos Pérez en el siglo XIX y uno de ellos -Francisco de Paula- llega a Popayán procedente de Buga y casado con una dama de esa sociedad llamada Dolores Esparza, con quine tiene dos hijos varones que son Procopio y Ramón Dolores, nacido este el 19 de septiembre de 1868.

Ramondé como siempre se le conoció, casose en Popayán con Ana Polonia Torres y tuvieron cuatro hijos varones que fueron José Joaquín, Marco Aurelio, Luis Antonio y Julio César. Desde muy niño Ramondé aprendió a tocar el violín en el Seminario, donde además conoció el Latín, cuyas raíces le eran ancestrales, recitando muchas veces en este idioma. Fue además un personaje único; su figura mefistofélica hacía "llorar" al mágico instrumento durante las procesiones de Semana Santa que acompasaba con el "Miserere" de la Dolorosa de San Agustín.

Otras veces estremecía el auditorio declamando sus "Vampiricidios", el "Fárfaro Engullido" o su "Cameliania Espeluficia" al tiempo que relataba aventuras fantásticas que nunca se supo, si eran sueño o realidad. También conoció los idiomas griego y arameo, pues aseguraba, se los habían enseñado sus abuelos. Estudioso de las raíces de estos idiomas como del español ; tenia una diccionario propio y su prosa era sublime.

Toda su vida fue una constante entre la cordura y la locura que hizo exclamar al maestro Valencia: "Ramondé es un loco genial". Como músico fue extraordinario. Quienes oímos su "Batalla de Calibío" nunca podremos olvidar el trote de los caballos, las cornetas y los tambores que sacaba de las fibras del tísico instrumento, confundidos con el lamento de los heridos. Esto y mil anécdotas más, hay en la vida del gran músico y poeta que fue Ramón Dolores Pérez.  La recopilación de parte de su obra ha sido posible gracias a las personas que cedieron cartas manuscritos, periódicos, revistas y al legado de la familia.

Nelly Eugenia Pérez. Diciembre de 1992.

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopbe@gmail.com
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopbe@gmail.com
 with "unlist" in the Subject line.