JORGE RICARDO ISAACS FERRER
Sábado 25 de agosto, 2012
De: Mario Pachajoa Burbano.
http://mariopbe.com/
mariopbe@gmail.com
 

Amigos:

Jorge Ricardo Isaacs Ferrer ( 1837-1895), famoso autor de la inolvidable novela La María estudió en Popayán, además de Cali y Bogotá. Su primo César Conto cuando era presidente del Estado del Cauca, lo nombró superintendente de instrucción Pública del Cauca y Popayán.

Jorge Ricardo fue poeta, político, geógrafo, explorador, diplomático, ingeniero, minero, constructor de caminos, soldado, novelista, viajero infatigable, dramaturgo y ocupó durante dos días la gobernación del Estado Soberano de Antioquia. Fue Representante a la Cámara y cónsul de Colombia en Chile desde 1868 a 1872.

Tanto Chocó y Valle del Cauca disputan su cuna. El filólogo Baldomero Sanín Cano, constató mediante testimonio aportado por familiares del novelista, que Jorge Ricardo nació en Quibdó, Chocó, el primero de abril de 1837 y que muy pequeño fue llevado a Cali.

Su padre era Jorge Enrique Isaacs de origen judío, quien abandonó Jamaica y viajó a Quibdó en 1826 atraído por el oro y platino de esa región. Allí se casó en 1828 con Manuela Ferrer hija de un catalán y una criolla. En tierras chocoanas nacieron sus primeros cuatro hijos, incluyendo Jorge Ricardo y los otros nueve en Cali. Fue fundador del  ingenio de azúcar La Manuelita de Cali, utilizando el nombre de su esposa Manuela.

En 1848 y 1852 el poeta residió en Bogotá y vivió entre escritores, maestros de la lengua. José María Vergara y Vergara creía en el talento del joven caleño y lo llevaba a las tertulias de El Mosaico llamado en aquella época el Olimpo intelectual.

En 1858 se casó con la quinceañera Felisa González Umaña, quien le ayudó a redactar y corregir varios capítulos de la inmortal novela La María que salió por primera vez al público en 1867. La primera edición fue de 500 ejemplares, número elevado en aquella época siendo rápidamente vendida.

 Cuando era inspector de caminos de herradura entre Buenaventura y Cali, fue atacado de paludismo, enfermedad de la cual nunca se curó, ya que de ella murió el 17 de abril de 1895 en la ciudad de Ibagué en donde se había refugiado desde 1889.
Al morir recibió los sacramentos de la fe católica. Sus restos mortales reposan en el cementerio de Medellín, por solicitud suya en el testamento.

El verdadero nombre de la niña inmortalizada en la novela La María era Esther nacida en Jamaica y sus padres fueron Salomón Isaacs, hermano del  padre del escritor y Sara. Esther sólo tenia cinco años cuando murió su madre. Entonces una esclava la trajo al puerto de Buenaventura, en donde la recibió un servidor de Jorge Enrique Isaacs, padre del escritor y hermano de Salomón Isaacs. Durante los años en que la niña Esther vivió en la Casa de La Sierra, paseaba por los jardines y cuidaba sus plantas predilectas, recorría con el adolescente Jorge Ricardo los huertos y praderas, Leia y oía leer las historias de amor, que hicieron soñar y sentir en su alma de niña extrañas sensaciones, preludio de un amor con su primo.  Al morir, el cadáver de la niña Esther Isaacs fue llevado al cementerio aldeano por campesinos y los señores de la hacienda, cementerio que se encuentra en el corregimiento de Santa Helena, poblado situado en las cercanías de El Paraíso. Salomón, padre de Esther, murió en Kingston lo mismo que Sara, su esposa.

"Isaacs ha sido el mejor exponente de la novelística romántica en Colombia. el romanticismo de esa serie de cuadros costumbristas se destaca con singular belleza en las descripciones que hace el autor sobre el Valle del Cauca. En realidad no se debiera considerar a María como una verdadera obra literaria, pues se observa que en ella no hay estructura ni unidad de acción, elementos necesarios en toda obra artística, por el contrario, hay una serie de doce cuadros costumbristas en donde lo que resalta es su lirismo como el sentimiento que transmite y que conmovió durante toda una época, pues muy pronto se conquistó los corazones, y sobre sus páginas suspiraron y lloraron varias generaciones, aún hoy se sigue leyendo en América Hispánica con gran avidez." [Luis Alberto Sánchez, 1955].

REFERENCIA:  HÉCTOR M. ARDILA A. Inés Vizcaíno vda. de Méndez. Hombres y mujeres en las letras colombianas. Bogotá. Library of Congress call number: PQ8164.A73 1998.

Cordialmente,
 
***
Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa
 por favor informar a
mariopbe@gmail.com e incluir "descontinuar"
en la línea "Subject"
 
To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply
to
mariopbe@gmail.com  with "unlist" in the Subject line.