¡TE AMO POPAYÁN!
Domingo 3 de junio, 2012
De: Mario Pachajoa Burbano
http://mariopbe.com/
mariopbe@gmail.com
 

Domingo 03 de Junio de 2012
!Te amo Popayán¡
Por Álvaro Grijalba Gómez
El Liberal.


Te amo porque me viste nacer y crecer, me educaste y me diste lo más hermoso, una cuna de la cual me siento orgulloso, porque desde niño me enseñaste a amarte, en medio de mis juegos infantiles, de los trompos y las bolas de cristal, nadando en el Cauca o en los Dos Brazos, o pescando cupis de colores en los saques de barro de Otón, cantando en los coros de pequeños del colegio, haciendo teatro y zarzuela.

Porque aprendí a cargar en las procesiones Chiquitas, a deslizarnos en improvisados trineos de cartón o madera en la loma de la Virgen, o montar los caballos de mi padre para salir de paseo con la familia, escribir en las páginas de los periódicos del colegio, jugar al fútbol, baloncesto o voleibol, frontón o cróquet, futbolito de mesa, ajedrez o parqués.

Te aprendí a querer, porque por tus calles centenarias corre la historia de la patria y en ellas también crecieron los próceres, los sabios y el humilde ciudadano, muchos de los cuales derramaron su sangre por nuestra libertad.

Amo tus tradiciones, la majestuosa Semana Santa, de cirios, sahumadoras, cargueros y hermosas imágenes de nuestra religión Católica, con sus marchas evocadoras y los alumbrantes, los museos relicarios del pasado, los campanarios de campanas que repican al atardecer, las imponentes iglesias y sus altares, los balcones de flores de colores, la torre del reloj y el parque de Caldas, las estatuas alusivas a sus grandes hombres, mi entrañable Universidad del Cauca en la que recibí mi título de Doctor en Derecho y Ciencias Políticas y Sociales.

Con todos tus problemas, de seguridad, de movilidad, de improvisada planeación, de invasión del espacio público, de una juventud desorientada, con todas tus dificultades, la crisis de la salud, la vivienda, su deterioro social, con todo ello te quiero ciudad de mis apegos y afectos.

Pero ha cambiado tanto tu rostro, que hoy pareces dama desaliñada y descuidada, que requiere volver a recuperar su belleza de esbelta novia enamorada de quienes te amamos de corazón y queremos verte como antes, imponente y vanidosa de tu hermosura centenaria.

Tienen los gobernantes, nuestro alcalde especialmente, una obligación de restituirle al mundo, la Popayán que otros dejaron perder en medio de su negligencia o permisividad. El actual burgomaestre y el Concejo son capaces de ello y así esperamos que ocurra.

No podemos seguir permitiendo tanto atropello a su arquitectura, a esa historia plasmada en sus calles y casonas hoy convertidas en baratijas por un progreso comercial mal entendido, ni continuar dejando hacer lo que cualquier mercader quiera hacer para colocar su negocio.

Te amo Popayán, porque eres un tesoro de la patria, porque aquí fundieron los lingotes de oro de la historia colombiana, porque me enseñaste a ser un hombre de bien para servir a la sociedad, porque aquí mis padres formaron el hogar que me vio nacer y yo el mío. ¡Te Amo Popayán!

Publicada por Álvaro Grijalba Gómez

***
Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa
 por favor informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar"
en la línea "Subject"
 
To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.