JOVEN Y ABANDONADO MURIÓ SIMON BOLÍVAR
Jueves 9 de noviembre, 2012
De: Mario Pachajoa Burbano
tp://mariopbe.com/
mariopbe@gmail.com


Amigos:

Horacio Dorado Gómez, Secretario Asociación Caucana de Escritores,
Columnista del Diario El Liberal, Miembro Comisión Bicentenario del
Cauca, se refiere a lo "Joven y abandonado murió Simón Bolívar".

Cordialmente,

***

Joven, y abandonado murió Simón Bolívar
Por: Horacio Dorado Gómez
publicado por Alfonso José Luna Geller
Proclama-Norte del Cauca
Septiembre, 2010


Sólo cuarenta y siete años tenía cuando murió el “Genio de la libertad”. ¡Qué tal que hubiese vivido más! Los dos últimos años de la vida de Bolívar están llenos de amargura y frustración. El más grande hombre de América murió prácticamente solo. Bolívar no tuvo a su lado nada más que un grupo de amigos, contados en los dedos de la mano. En medio de siete personas, después de haber dado libertad a miles y miles de suramericanos. Simón Bolívar fue abandonado a su suerte.

El 9 de enero de 1824 en carta que le dirigiera al Coronel Vicente Aguirre, escribió: “La ingratitud es el crimen más grande que pueden los hombres atreverse a cometer”. “La ingratitud me tiene aniquilado el espíritu habiendo privado de todos los resortes de acción. (Carta a José F. Madrid, 16 de agosto de 1829. Un desengaño vale más que mil ilusiones. (Carta al Dr. Estanislao Vergara, 25 de septiembre de 1830).

“Los asesinos, los ingratos, los maldicientes y los traidores, han rebosado la medida de mi sufrimiento. No hay día, no hay hora, en que estos abominables no me hagan beber la hez de la calumnia”. Simón Bolívar.

En las postrimerías de su muerte, se alojó en la Quinta de San Pedro Alejandrino, de propiedad del español Joaquín de Mier. Allí pronunció aquella invocación a la ironía: “Jesucristo, Don Quijote y yo hemos sido los más insignes majaderos de este mundo”.

Un recuento de su obra militar no encuentra parangón en la historia de América. Participó en 427 combates, entre grandes y pequeños; dirigió 37 campañas, donde obtuvo 27 victorias, 8 fracasos y un resultado incierto; recorrió a caballo, a mula o a pie cerca de 90 mil kilómetros, algo así como dos veces y media la vuelta al mundo por el Ecuador; escribió cerca de 10 mil cartas, según cálculo de su mejor estudioso, Vicente Lecuna; de ellas, se conocen 2939 publicadas en los 13 tomos de los Escritos del Libertador; su correspondencia está incluida en los 34 tomos de las Memorias del general Florencio O'Leary; escribió 189 proclamas, 21 mensajes, 14 manifiestos, 18 discursos y una breve biografía, la del general Sucre.

Personalmente, o bajo su inspiración, se redactaron cuatro Constituciones, a saber: la Ley Fundamental del 17 de diciembre, creadora de Colombia (Angostura); la Constitución de Cúcuta (1821); el proyecto de Constitución para Bolivia (1825); y el decreto orgánico de la dictadura (1828). No tuvo tiempo para completar su obra magna: la unidad política de Latinoamérica, la liberación de Cuba y Puerto Rico, el apoyo a Argentina contra el imperio brasileño, la Confederación Andina (1825), la ayuda a la propia España para liberarse de los monarquistas (1826), en fin, el establecimiento de una sociedad utópica, donde se logre “la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política” (1819). En 20 años de intensa vida política, 7538 días de actividad revolucionaria, a partir de su misión diplomática a Londres (1810) y hasta su deceso en Santa Marta, casi no hubo día en que no redactara una carta o emitiera un decreto, o que recorriera 13 kilómetros diarios en promedio.

En las palabras que nos ha dejado escritas... está el Bolívar vivo que tenemos... Se exalta, se desespera, ordena, impetra, desnuda sus sentimientos, salta de las palabras el fondo incontenible de ira, de esperanza y de ternura. Todo él se nos devuelve del tiempo ido en esas palabras reveladoras. Su lengua fue uno de sus mayores dones y en ella nos sigue hablando de manera conmovedora y potente. Con una virtud de palabra que muy pocos hombres han poseído en la historia”.

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net

 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net