¡DE LA QUE NOS SALVAMOS!
Jueves 21 de diciembre, 2012
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com

Amigos:

Juan Esteban Constain Croce: ¡Ya nos salvamos, y ahora te podemos leer!.  Saludos, Mario

***
   
Antes del fin
Por: Juan Esteban Constain. | 
10:25 p.m. | 19 de Diciembre del 2012
El Tiempo. Bogotá. Colombia.


Este fue el mundo de Boecio, de Dante, de Messi, de María Zambrano, de Keith Richards -él sobrevive, tranquilos-, de Beyoncé y de Amy Winehouse, de Nicolás Gómez Dávila, de Bach. Valió la pena.

Bueno: ¿y si fuera cierto? Es decir: ¿y si de verdad esto se acaba mañana y nos vamos todos a tomar por saco, como dicen los españoles? En átomos volando, la Tierra dando tumbos por el espacio sideral; que entre otras cosas es lo que hace, por eso gira. Un puñado de polvo soplado de un golpe, un diente de león. Bailando, bailando, como les decía Gloria Valencia de Castaño a sus concursantes en El precio es correcto. Bailando que esto se acaba. Ahora sí.

No quiero ni imaginarme la cara de pasmo que vamos a tener mañana todos cuando resulte que era cierto, que los mayas (u otros, no importa) tenían la razón. Nos hemos tomado a chiste el misterio de las profecías, pero seremos como los dos cerditos del cuento que acaban donde el tercero pidiéndole refugio por precavido. Mañana será el día de los voceros del Apocalipsis, y nos recibirán con un gesto distante y magnánimo, "se lo dije". Estarán de chaleco, serán el grupo de logística de este cataclismo.

Quedan todavía (quedamos) algunos descreídos y algunos escépticos. Pero nunca se sabe. Hasta una institución tan seria como la Nasa creó un sitio especial en Internet para resolver todas las dudas de quienes le están escribiendo desde hace meses con los temores más absurdos sobre el fin del mundo. Eran tantas las cartas y los mensajes, que la agencia tuvo que emitir un comunicado y luego hacer un foro virtual con preguntas frecuentes y respuestas.

La primera pregunta dice así: "¿Hay alguna amenaza contra la Tierra en el 2012? Muchos sitios de Internet sostienen que el mundo se acabará en diciembre". Responde la Nasa: "El mundo no se acabará en el 2012. Nuestro planeta lo ha hecho bastante bien por más de cuatro mil millones de años y no hay ningún científico serio que hable de amenazas en su contra asociadas con el 2012". Estamos, como ven, en las mejores manos.

El lunes pasado también me leí un artículo muy interesante sobre los negocios filantrópicos (y mucho más que eso) que además de hacer dinero con el Apocalipsis promueven causas nobles. Eternal Earth-Bound Pets, por ejemplo, es una compañía con un objetivo social hermoso: proveer un refugio para las mascotas que nos sobrevivan cuando el fin de los tiempos. Su lema lo dice: "Tú crees en Cristo, estás a salvo. ¿Pero qué será de tu mascota? Nosotros nos encargamos...".

El artículo que me leí (de Amanda Grossman, excelente) también habla de otra gran compañía: Postrapturepost: un servicio postal para que los cristianos que se vayan a la viña del Señor después del juicio final puedan dejarle alguna carta a algún ser querido que se hubiera quedado por pecador y réprobo. ¿Cuál es la garantía que da la empresa? También lo dice su página de Internet: todos allí son ateos, todos se van a quedar saltando en esta parrilla.

Y está la compañía Terravivos, que ofrece completos paquetes de refugios contra las catástrofes y los desastres inminentes de este año ominoso y despiadado. En España, país sensato y ponderado por excelencia, se ha creado el Grupo de Supervivencia de España 2012: una asociación para hacerle frente a lo que se venga, incluido el fin de los fines. Tienen un búnker en un lugar secreto y allí harán una ecoaldea para demostrar su sentido de la responsabilidad ambiental.

¿El balance? Bueno: no fue todo tan malo, tampoco. Este fue el mundo de Boecio, de Dante, de Messi, de María Zambrano, de Keith Richards -él sobrevive, tranquilos-, de Beyoncé y de Amy Winehouse, de Nicolás Gómez Dávila, de Bach. Valió la pena. Voy a rezar la plegaria, la columna de mi amigo Ricardo Silva Romero, el mejor, mañana y siempre: que ya van a ser las diez de la mañana. Eso fue la Tierra. Le doy paso.


 **
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a mariopbe@gmail.com

 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com