CARTA ABIERTA
Martes 10 de abril,2012
De: Mario Pachajoa Burbano
http://mariopbe.com/
mariopbe@gmail.com

CARTA ABIERTA A LA OPINIÓN PÚBLICA A PROPÓSITO
DEL ANUNCIADO CIERRE DE EL LIBERAL
Por:
ZAMIRA DÍAZ LÓPEZ
Presidenta
EDGAR PENAGOS CASAS
Presidente  Honorario
Academia de Historia del Cauca
Popayán, 10 de abril de 2012


En las últimas semanas ha circulado en la ciudad la noticia del cierre inminente de El Liberal, medio de prensa que acaba de cumplir 74 años de existencia. Surgió cuando la ciudad empezaba a plantearse la necesidad de integrarse a los procesos de modernización que ya se estaban introduciendo en varias regiones del país, con el modelo de Sustitución de Importaciones; a 28 años de la desmembración del Gran Cauca, y cuando Colombia, en razón de las luchas por la tierra, se iba convirtiendo en escenario de desplazamientos sociales del campo hacia las ciudades. Esto, a su turno, provocó el crecimiento urbano, con sus secuelas de pobreza, escasez de servicios públicos, demandas de empleo, deficiente capacitación, y otras cuantas necesidades que explican, en buena medida, las disparidades que cada día observamos en los llamados centros urbanos. Sin embargo, también ocurrieron cosas positivas: aumento de población, trazado de algunas redes eléctricas, acueductos, creación de escuelas, colegios, universidades de provincia, hospitales, bancos, etc. Importantes beneficios que contribuyeron a transformar el carácter del país de meramente rural a "citadino".

Aunque Popayán por ese entonces aún no se integraba a todas esas dinámicas, no fue del todo ajena a sus incidencias. Para la fecha de fundación de El Liberal (1938) ya había llegado a la ciudad el tan anhelado Ferrocarril del Pacífico. Con él vinieron viajeros, mercancías, productos industriales, modas, etc. Nuestro diario no fue indiferente a esos eventos: los relataba, reseñaba la visita de personas notables, ofrecía productos novedosos, en fin, ponía a la población local y regional al tanto de los acontecimientos de cada día.
Y así se ha desempeñado por largas décadas. Este periódico ha expuesto los sucesos que han afectado positiva o negativamente a sus gentes. Sus páginas han estado abiertas a toda clase de noticias, con respeto a los periodistas, a personas e instituciones objeto de ellas. Allí han tenido cabida actores y sectores sociales, políticos, económicos, intelectuales, sin discriminación. También la cultura y el deporte han tenido sus espacios.
Y ahora, por quién sabe qué circunstancias adversas, se anuncia su cierre definitivo. Es lamentable que una ciudad que se precia de sus blasones, de ser “universitaria”, de haber sido cobijado instituciones educativas y culturales por siglos, de ser cuna de hombres notables en las letras, las ciencias, las artes, la educación, contemple impávida el cierre de un medio de comunicación que la ha mantenido informada ¡por tres cuartos de siglo! Olvidando que en los avatares mismos de la Independencia nacional esta misma ciudad vio nacer uno de los primeros periódicos republicanos de la nueva Colombia: La Aurora y El Fósforo. ¿Cómo es posible, entonces, que en lugar de fomentar el derecho a la información, a la difusión del acontecer diario de la ciudad, la región y el país, seamos tan indolentes ante esta situación? Vale la pena recordar aquí que la prensa fue (y es, como los hechos actuales nos muestran) un recurso invaluable para la construcción del sentido de nación.
La Academia de Historia del Cauca hace un llamado para que, mediante una concertación ciudadana, veamos en qué forma podemos aunar esfuerzos para evitar que la ciudad y la región se queden aisladas de los aconteceres diarios. Existen en el Cauca importantes empresas que podrían hacer algunos aportes, a manera de socios, para invertir en este proyecto, que es, a fin de cuentas, un proyecto cultural. Y una opción más moderna: que la empresa ofrezca un paquete accionario al que tenga acceso el común de ciudadanos interesados.
Consideramos que las instituciones oficiales y privadas, como la Gobernación, la Asamblea, las Alcaldías y los Concejos, el Ejército y la Policía del Cauca, las Universidades, las empresas locales y regionales, podrían adquirir un número concreto de ejemplares diarios para sus integrantes; cantidad que en conjunto aseguraría una mayor circulación, cuya venta ayudaría a solventar la empresa editorial. O ¿por qué no pensar que si unas mil personas invierten la suma de un millón de pesos, la empresa se tornaría solvente? El Cauca y su capital tienen personas que podrían asumir esta propuesta.
Estas ideas son producto de la preocupación de nuestra Corporación ante un hecho lamentable para la opinión pública. Invitamos a la ciudadanía local y regional a involucrarse en esta situación, haciendo suyo un problema que nos afecta a todos, ante la posible pérdida de un periódico que es Patrimonio de la ciudad y de toda la región del suroccidente del país.
Atentamente,

ZAMIRA DÍAZ LÓPEZ                                 EDGAR PENAGOS CASAS
Presidenta                                                         Presidente  Honorario

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopbe@gmail.com
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopbe@gmail.com
 with "unlist" in the Subject line.