SOLICITUD DE LA ORDEN GRAN CRUZ DE BELALCÁZAR
Viernes 15 de julio, 2011
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/
mariopb@comcast.net
 

Amigos:

Sergio Rojas Fajardo (1928-1993) notable ingeniero civil, cantautor, compositor, músico y poeta de las bellezas payanesas y autor de inolvidables odas y canciones al Gran Popayán falleció hace más de quince años y Popayán aún está en deuda en reconocer sus talentos y todo lo que él dejó que hacen honor a la tierra.

En el mismo año de su defunción se presentó una solicitud apoyada por más de 40 firmas para que el Consejo de Adjudicaciones de la Orden Gran Cruz de Belalcázar, le fuera otorgada. Aún ésta petición no ha tenido resultados.

Se transcribe el texto de la petición presentada hace 18 años.

Cordialmente,

***

AL CONSEJO DE ADJUDICACIONES
DE LA ORDEN GRAN CRUZ DE BELALCÁZAR
Popayán, agosto de 1993
Ciudad


Apreciados señores

La atávica y connatural costumbre payanesa de posponer las cosas para su futura realización, nos ha traído con deplorable tardanza a solicitar en forma póstuma el reconocimiento y homenaje debidos a un payanés eminente que consagró a la alabanza de nuestra ciudad su inspiración y sus sentimientos.

En el espíritu de todos los nacidos en esta tierra venía, desde hace tiempo, la inquietud de rendir los debidos honores a quien llevó en su ser el más profundo amor por Popayán y lo supo (expresar en canciones de cadencioso ritmo e iluminadas frases.

La sola referencia de su nombre, SERGIO ROJAS FAJARDO, trae la evocación de su inmortal composición “Ciudad de Paredes Blancas”, cada uno de cuyos versos encierra un desgarramiento filial de amorosa exaltación: “Ciudad donde yo viviera mi niñez mi adolescencia - escucha vibrar de ausencia las cuerdas de mi guitarra” -. “Al evocarte en mis sueños te recorro palmo a palmo – porque las huellas de infancia son las más hondas del alma”.

Así pensaba, así decía, así sentía, así cantaba el Maestro Sergio Rojas y esta sola canción hubiese ameritado de por sí la debida expresión de gratitud de la ciudad. Pero cantó él con igual emoción a la “Calle d la Pamba”, a “La torre del Reloj”, al “Puente del Humilladero”, “La Ermita”, a la “Linda payanesa” (letra), a su “Ciudad maternal”, a se “Popayán de mis recuerdos” , al “Valle de Pubén”, y “Al Carguero” de nuestras procesiones.

Ensalzó con su música y sus sentidos poemas a “Puracé”: “un pueblo que yo quiero porque lo llevo en el alma grabado desde pequeño”, y a la “Hacienda de Calibío”:”cuando de ti me ausente definitivamente – espero poder verte desde la eternidad”.

Estas estampas lugareñas unidas a otro medio centenar de canciones convierten al Maestro Sergio Rojas en auténtica personalidad de inmenso valor entre los músicos caucanos, que supo honrar y enaltecer, como el que más, a su tierra.

Todo lo anterior nos induce a solicitar le sea otorgada la condecoración “Gran Cruz de Belalcázar” al Maestro Sergio Rojas Fajardo, como póstuma exaltación y agradecimiento por su obra musical, a sus valores humanos y al gran amor que profesó a Popayán, su Ciudad de Paredes Blancas, manifestado a través de sus inmortales y preciosas canciones.

Del Gran Consejo de Adjudicaciones de la Gran Cruz de Belalcázar, atentamente

Jaime Vejarano Varona, respaldado por las siguientes firmas ……… (más de 40))

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.