TORIBIO CANSADO Y ESTIGMATIZADO
Miércoles 21 de septiembre, 2011
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/
mariopbe@gmail.com
 

Amigos:

Semana trae un articulo de la tragedia que la población caucana
de Toribío sufre desde hace más de 50 años.

Cordialmente,

***
¿Por qué es importante?
Toribío: cansado y estigmatizado por la guerra.
Miércoles 21 de septiembre.
Semana, Bogota.


Las campañas pasaron a un segundo plano. La prioridad de los habitantes es cuidarse de los ataques de la guerrilla, que hace menos de tres meses destruyó el municipio.

Toribío aprendió a la fuerza a vivir en medio del conflicto. Ha soportado las tomas guerrilleras – en las que sus casas y escuelas son utilizadas indiscriminadamente como trincheras –, las minas antipersona y las habituales promesas oficiales. El pueblo está cansado y, paradójicamente, estigmatizado por la guerra.

El municipio, ubicado en medio de imponentes montañas de la cordillera central del nororiente caucano, está habitado en un 96% por indígenas de la cultura Nasa. Como muchas de las tierras del Cauca, las de Toribío son fértiles para la agricultura, lo cual se ha convertido también en un elemento de disputa entre los grupos armados.

Hoy el pueblo está semidestruido a causa del ataque 9 de julio pasado, cuando las FARC cargaron una ‘chiva’ de explosivos y la hicieron estallar frente a la estación de Policía. “La detonación arrancó el techo y las paredes como si un ciclón hubiera pasado”, contó El Espectador en un reportaje sobre el ataque. Más de 400 casas quedaron destruidas y tres personas murieron en entre las esquirlas y el cruce de disparos.

El episodio generó la polémica declaración del presidente Juan Manuel Santos de que las casas utilizadas por la guerrilla serían destruidas. El mensaje sugería que algunos habitantes del pueblo colaboraban con las FARC, cuando la mayoría considera que son realmente víctimas y no tienen opción distinta a abandonar sus casas cuando comienzan los ataques.

La Defensoría del Pueblo y el Observatorio de Derechos Humanos de la Presidencia coinciden en que las FARC tienen una presencia activa en la zona: “actúan a través de cuatro frentes del Comando Conjunto de Occidente. En la zona Norte, tiene presencia el frente 6, principalmente en los municipios de Toribío, Corinto, Miranda, Santander de Quilichao, Jambaló, Caldono y Caloto”, explica el Observatorio.

Tanto la MOE como la Defensoría consideran que el municipio enfrenta un riesgo alto en estas elecciones, especialmente frente a la posibilidad de que la guerrilla lo use para reafirmar su presencia en el departamento. En marzo pasado, la Policía denunció la existencia de “67 planes terroristas (…) para a través de la estructura golpeada en Toribío, afectar la época preelectoral y electoral en el departamento del Cauca con acciones de impacto”.

La ubicación geográfica de Toribío – vecino de Planadas, Tolima, y conectado con los municipios caucanos de Caloto, Corinto, Páez y Jambaló – lo convierte en un corredor para el frente Seis de las FARC.

El cabecilla del frente es alias ‘Sargento Pascuas’, considerado uno de los fundadores de este grupo guerrillero y señalado como el responsable de más de 400 asesinatos, entre civiles y militares, ocurridos en los últimos años en la zona.

En 1999, El Tiempo difundió la versión oficial de que ‘Pascuas’ había muerto en un enfrentamiento con la Policía en Cali. Sin embargo, todo indica que sigue vivo. El pasado 26 de julio empezó a funcionar un Batallón de Alta Montaña en Tacueyó, Toribío, con el fin de neutralizar el frente Seis y capturar a su comandante. La Fuerza Pública da cuenta de más de 40 atentados de este grupo en lo corrido del año.

A los ataques de las FARC se suman amenazas y atentados contra algunos líderes políticos. Entre los casos conocidos está la amenaza en mayo contra el líder José Omar Vitonás, quien se desempeñó durante varios años como Gobernador del Cabildo de Toribío, y el asesinato del precandidato al concejo de Toribio Alfredo Hernán Ríos, ocurrido el 23 de Julio de 2011. Ríos militaba en el partido liberal, ya había sido concejal del municipio y aspiró a la Alcaldía en 2007.

En medio de este clima de miedo, sólo dos candidatos se disputan la Alcaldía de Toribío: el exalcalde Ezequiel Vitonás Tálaga, representante del Movimiento Social Indígena (ASI), y la exfuncionaria Clara Isabel Cerón Caicedo, del Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia (AICO).

La candidata Cerón lamentó el asesinato del candidato al concejo y añadió que varios integrantes de su equipo político y ella también han sido amenazados y perseguidos. Lo mismo afirman varios líderes comunales, que prefieren no moverse por las áreas rurales del municipio.

El candidato Vitonás Tálaga, por su parte, señaló que ni él ni su equipo político han recibido ningún tipo de amenazas, y que ha logrado llegar a las zonas rurales gracias al acompañamiento de los cabildos indígenas.

El coronel Carlos Ernesto Rodríguez, comandante de la Policía del Cauca, dijo a Semana que se aumentará el pie de fuerza con el fin de establecer un acompañamiento a los candidatos y evitar nuevos atentados en el casco urbano. Agregó que se están adelantando planes de prevención con ellos.

El alcalde Carlos Alberto Banguero explicó que la seguridad también ha sido coordinada con la Guardia Indígena. “Es un apoyo grandísimo para la zona rural, y para la Policía y el Ejército en la zona urbana. Siempre hemos trabajado en común acuerdo”, dijo.


***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.