CATALIZADOR DEL FESTIVAL
DE MÚSICA RELIGIOSA DE POPAYÁN
Martes 9 de agosto, 2011
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/
mariopb@comcast.net

Amigos:

El profesor Wolfang Schneider Von Rachenfeld, dejó numerosos amigos y alumnos que, entre ese sinnúmero, lo recuerdan de la siguiente manera:

El poeta, escritor, pintor, Rodrigo Valencia Quijano: "Recuerdo muy bien al maestro Schneider; vivía con su esposa en la cuadra siguiente a nuestra casa, y cuando yo pertenecía al coro infantil en los años 50, él era director del conservatorio; por cierto, tenía una costumbre muy particular: iba pasando de aula en aula, revisaba la clase y personalmente se convertía en profesor de la misma por un rato, con esa exigencia que lo caracterizaba".

Álvaro Thomas Mosquera, arquitecto, posgrado en Urbanismo de la Universidad de Rotterdam, gran impulsador de la Misa Patoja, nos relata los inicios del Festival de Música Religiosa de Popayán en el que el maestro Schneider fue su impulsor.

Nuestros agradecimientos para Rodrigo y Álvaro.

Cordialmente,

***

PROFESOR SCHNEIDER CATALIZADOR
FESTIVAL DE MÚSICA RELIGIOSA DE POPAYÁN
POR: ÁLVARO THOMAS


A la pertinentísima nota de José Tomás (para nos Cheche) sobre el profesor Schneider, habría que añadirle que - a la banda - ese violoncelista fue, además, el catalizador del Festival de Música Religiosa de Popayán.

Va el cuento:

Un año antes que arrancara el Festival, el profesor Schneider coordinó una minga de los Conservatorios de Pasto, Popayán y Cali. Deseaba ofrecer una serie de Conciertos durante la Semana Santa. Obviamente con el recurso de Coros y orquestas de cuerdas. Entonces la única Orquesta Sinfónica estaba en Bogotá. La dirigía Olav Roots.
Pero así y todo escuchamos - en vivo y en directo - música de Victoria, Palestrina, Monteverdi, Lasso...cantidades de Motetes, recuerdo que sonó el "Stabat Mater" de Pergolessi. Sobra decir que el evento estimuló el enriquecimiento de nuestras colecciones de LPs y que no pocos de esos los comprábamos donde Duque & Porras, donde los acetatos convivían con licuadoras, lavadoras y neveras....

Los melómanos de Pubén nos pusimos felices: En los conciertos no faltaron el Dr. Benjamin, Toro, Cheche, Ricardo León, Rengifo, Hernán Torres, Navarro, Porras, el Gordito Edmundo...en fin, la lista es grande. Hasta Chancaca se dejó oír en las cercanías con su flauta. Si a alguien le emocionaba que la ciudad sonara, era a él...

Faltando unos seis meses para la siguiente Semana Santa, le preguntamos al profe Schneider - Cheche, Ricardo, el Gordito y Tribilín (así me había bautizado Tomás Ibarra) - por los planes para la etapa musical siguiente, poniéndonos a la orden: El viejo estaba enfermoso, desganado. Como ahora dicen "bajo de vibra". Nos señaló que lo más probable es que no se hiciesen otra vez los conciertos...la parla nos sonó a reto y desconcierto.

Inmediatamente nos fuimos: Edmundo Mosquera, José Tomás Illera, Ricardo León Rodríguez y el suscrito al Café Eléctrico (Como la bellísima greca italiana, de  esas con el Águila Romana coronándola, era calentada con luz de Coconuco: obvio el café era "eléctrico"). Esto seguía la lógica del medio o lugar como referente calificador, lo cual producía que los carros públicos que se parqueaban en El Carbonero, fuesen "carros de plaza" y la superficie donde aterrizaban los aviones resultase un "campo de aviación".

Nos sentamos. Pedimos cuatro tintos bien cargados. Afilamos las ganas y a Olguita, la mesera de turno, le rogamos robara para nosotros la página central del cuaderno en el cual se apuntaban los turnos del billar...

Titulamos la hoja con la frase "PLAN DE ATAQUE" : Así nació el Festival gracias a la carambola del profe Schneider...
Comprendo que José Tomás - conozco su humildad - al recordar a Schneider no haya apuntado que él - de ese cuarteto de gestores-amigos, el único músico - gracias al poder milagroso de un desgano, fue una de las primeras alcayatas del Festival, debido al pichón que Wolfang Schneider Von Rachenfeld, nos abrió al "pedirla" por anticipado en la siguiente procesión...A ese cuarteto, inmediatamente se añadió Miryam Bonilla de Casas, secretaria del Conservatorio: Siempre sonriente escriba e inicial nodo comunicacional del Festival....

Cheche, gracias por tu nota. Mario gracias por tenernos en-red-dados. Aporto esta ñapa...Dios nos bendiga

Viejo Álvaro

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.