SECTOR HISTÓRICO DE POPAYÁN
Domingo 25 de septiembre, 2011
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/
mariopbe@gmail.com

Amigos:

Álvaro Grijalba Gómez en sus comentarios "Luchemos por nuestro
Sector Histórico
" solicita rescatarlo de su estado actual.

Cordialmente,

***
Domingo 25 de Septiembre de 2011
¡Luchemos por nuestro Sector Histórico!
Por: Álvaro Grijalba Gómez
El Liberal. Popayán
.

Los centros históricos para ciudades como la nuestra, equivalen a su corazón y representan su columna vertebral, pues en ellos convergen todas las actividades sociales, económicas y Políticas de la sociedad. Allí interactúa lo religioso, lo económico y lo político, la administración pública y privada, el comercio, la banca, la academia, el gobierno, la economía formal e informal, el turismo, en fin a su alrededor gira todo.

No es nada fácil especialmente para las tradicionales familias de patojos, raizales que aún se aferran a seguir viviendo en él, conserva, sostener y mantener nuestro sector histórico para el uso, disfrute y goce de propios y extraños, con su hermoso parque de Caldas, sus imponentes templos y añejas casonas de gruesos tapiales hoy muchas de ellas convertidas en universidades, hoteles o locales comerciales.

Es difícil pues tienen que soportar la menguada, por no decir la pésima calidad de vida por la polución, la contaminación auditiva, el tráfico vehicular la inseguridad y lo más grave, por la alta estratificación que obliga a pagar elevadísimos tributos en servicios públicos, impuesto predial, mantenimiento de viviendas o edificaciones.

Se requiere que la Administración Municipal fije unas políticas de estímulos tributarios, para quienes habitan este sector y tienen sobre sus hombros la responsabilidad de soportar y preservar para la ciudad, su corazón. La declaratoria de estrato uno como lo hizo Bogotá con la Candelaria, la rebaja o exoneración del predial con tarifas diferenciales, de acuerdo al uso del suelo, habitacional, comercial, académico, institucional etc, serían una gran compensación que haría justicia con los propietarios de inmuebles del sector histórico

Sabemos que existe voluntad política por parte de algunos concejales para analizar el tema y plantear la aprobación de medidas estimulantes en este sentido, pues son consientes del costo beneficio que traería para la Ciudad.

Unos estudios serios seguramente concluirían positivamente sobre la viabilidad de apoyar a los dueños de los predios, que cuidan y sostienen con sus propios recursos para beneficio y disfrute de todos los payaneses del sector Histórico. Es hora que alguien piense en un tema de tan trascendental importancia, que permitiría que muchos payaneses regresen a sus viviendas del centro, las cuales muchos tuvieron que abandonar y alquilar frente a la incapacidad económica para mantenerlas y sostenerlas.

Hay que rescatar nuestro sector histórico vejado flagrante e impunemente por irresponsables ciudadanos carentes de todo sentido de sentido de pertenencia y respeto por nuestro patrimonio arquitectónico y bienes culturales, quienes violando claras normas de civismo y urbanismo, a su antojo, tumban muros, cierran o abren puertas y ventanas, habilitan viviendas o garajes para instalar negocios comerciales de cualquier tipo, sin control alguno.

Infortunadamente el centro histórico se ha convertido en un desagradable mercado persa, de piratería y contrabando de todo lo habido y por haber. Hay que rescatar la limpieza de nuestros andenes y calles para la libre y cómoda movilización de los ciudadanos que es uno de los derechos fundamentales hoy entorpecidos por el mal interpretado ejercicio del derecho al trabajo, el populismo politiquero para granjearse gratitudes electorales, en detrimento del orden social de nuestra entrañable y noble Ciudad.

La exploración petrolera en el departamento hay que sumarla a las pretensiones de los buscadores de oro, cobre, platino y otros metales, que ya tienen títulos y derechos de exploración en 25 municipios y bajo 900 mil hectáreas. ¿Qué dicen al respecto los candidatos? ¿Cuál es la política frente a los macroproyectos mineroenergéticos? ¿Qué medidas de precaución se van a exigir a los depredadores de la ruta de las ballenas? ¿Van a pasar de la clandestinidad a las consultas? ¿Qué hace falta para que se dé una alerta general ante el aguacidio en el macizo y en los paramos? ¿Quién ronda a Gran Tierra, a Carboandes o a la AGashanti y a sus agentes en el departamento? Ustedes tienen la palabra.

Publicada por Álvaro Grijalba Gómez

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopbe@gmail.com
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopbe@gmail.com
 with "unlist" in the Subject line.