ACADEMIA DE HISTORIA DEL CAUCA
COMUNICADO A LA OPINIÓN PUBLICA
Miércoles 13 de julio, 2011
De: Mario Pachajoa Burbano   
http://pachajoa.110mb.com/
mariopb@comcast.net

COMUNICADO A LA OPINIÓN PUBLICA
ACADEMIA DE HISTORIA DEL CAUCA
Popayán junio 2011


La Academia de Historia del Cauca, al conocer las decisiones que la Universidad del Cauca ha tomado en relación la reubicación de la Vice Rectoría Académica y de la Oficina de Patrimonio de la institución, dependencias que pasan a ocupar respectivamente el Museo Casa Mosquera y el Panteón de los Próceres, y con el debido respeto frente al derecho de las directivas del Alma Mater en sus decisiones administrativas, manifiesta su preocupación y total desacuerdo por las repercusiones que los mencionados cambios implican para los objetos históricos que conforman sus colecciones, altamente representativos para Popayán y Colombia de los hechos fundacionales de la República.
El Casa Museo Casa Mosquera, donde se honra la Memoria del General Tomás Cipriano de Mosquera, de su hermano arzobispo Manuel José y demás miembros ilustres de su familia, además de otros próceres de la república como el General José María Obando, y el General Carlos Albán, ha venido desarrollando durante varias décadas actividades educativas y de preservación y divulgación del patrimonio cultural de Colombia, para las que fue expresamente adquirida y establecida en su fundación, y hoy se ve drásticamente afectada y quebrantada en su integridad por el cambio de destino a que acaba de ser sometida.
El Museo Mosquera es un patrimonio de Popayán que si bien puede ser sometido a actualizaciones en su museografía tendientes a involucrar en él las nuevas técnicas y tendencias museográficas y didácticas, no puede ser alterado en su esencia y mucho menos reducido a una mínima expresión para dar paso a oficinas administrativas, que si bien son necesarias, con un poco de empeño y buena voluntad pueden encontrar mejor ubicación dentro la extensa planta física de la Universidad.
Por otro lado, llama poderosamente la atención el hecho de ser sometida a intervenciones en su planta física sin haber presentado la correspondiente solicitud de permiso ante una Curaduría y la Oficina Asesora de Planeación Municipal como lo ordena la ley, teniendo en cuenta que está situada en el sector Histórico de Popayán, que es Monumento Nacional, y está catalogada como de Conservación Integral en el Plan Especial de Manejo y Protección PEMP, que obliga para este caso. Aumenta la extrañeza cuando la Universidad tiene una Oficina de Patrimonio Cultural, y un delegado en el Consejo Departamental de Patrimonio y arquitectos de la institución han hecho presencia en varias oportunidades en dicha corporación, encargada, entre otras cosas, precisamente de velar por la adecuada conservación de los monumentos y de la arquitectura histórica de la ciudad.
No es menos preocupante lo sucedido en el Panteón de los Próceres de Popayán, máximo mausoleo de la ciudad y sitio digno de veneración para los colombianos destinado a “guardar las cenizas de los payaneses que ayudaron a fundar la república; de los que ejercieron la suprema Magistratura de la Nación…” según lo determina el acuerdo 40 del 15 de Octubre de 1940 del Consejo Directivo de la Universidad del Cauca que lo creó y le dio su reglamento de uso siempre acorde con el respeto, el silencio y la solemnidad que un sitio de esas características demanda. Igualmente su fundación fue aprobada por el Acuerdo 23 de 1940 del Consejo Municipal de Popayán.
Su utilización como espacio burocrático con la actividad que su cotidianidad implica, ofende la memoria de los próceres cuyos restos allí descansan (o deberían hacerlo), ofende a la ciudad y a la Universidad que quiso honrarla y ofende a la República que ellos, aun a costa de sus vidas ayudaron a fundar.
La Academia de Historia, invita a la reflexión a las autoridades universitarias sobre el cuidadoso manejo que se debe dar a estos símbolos sagrados de la nacionalidad, teniendo en cuenta, además que el Alma Mater, como institución educativa es la más llamada a mantener y dar el ejemplo de respeto que ellos se merecen.
De otra parte también se pregunta la Academia sobre el futuro de la Casa Caldas, de propiedad de la Gobernación del Departamento quien acaba de suspender el comodato de uso con que la había cedido a la Universidad. Se tiene información sobre la ubicación en ella de oficinas de recaudo de rentas departamentales y de espacios alusivos a la memoria del Sabio Francisco José de Caldas. El primer destino causa también preocupación, pues se trata igualmente de un monumento con todo el inmenso significado que el sabio Caldas tiene para la historia y la ciencia de Colombia y para su ciudad natal que tiene ve él uno de sus más valiosos símbolos de orgullo e identidad.

Academia de Historia del Cauca
Popayán, Junio de 2011

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.