PARÁBOLA
Lunes Santo 29 de marzo, 2010
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/

Amigos:

Rodrigo Valencia Quijano, pintor, poeta, escritor, presenta una visión muy
personal del autor de alguna hipotética enseñanza de Cristo a sus discípulos.

Cordialmente,

***

PARÁBOLA
Por Rodrigo Valencia Q
Especial para Proclama del Norte


Ilustración de RVQ
Estaban descansando a la orilla del río, cuando esa tarde aparecieron señales santas en su cuerpo, y entonces el Maestro les dijo a sus discípulos: “Se os ha dicho que la carne es la muerte, el cilicio del alma; pero yo os digo que es la ignorancia el verdadero cilicio del espíritu: la ignorancia respecto a vosotros mismos, el desconocimiento respecto a vuestro Padre. Y hay quienes se escandalizan de ver la desnudez del cuerpo; mas yo me escandalizaré de ellos en su último día. Y son muchos, entre quienes se dicen a sí mismos creyentes, que se escandalizan de ver la desnudez de un cuerpo. ¿No se os ha dicho que Dios hizo vuestros cuerpos? ¿Hizo, entonces, el asiento del pecado? Mirad a esa mujer, bañándose desnuda en el río; es hermosa; es la verdad hecha belleza para el ángel de la vista; es más hermosa aún que la virtud que lucha por mantenerse a sí misma impoluta, porque esa clase de virtud es pugna continua contra el enemigo, en tanto que la belleza es mansa como los corderos, encumbra los ojos de la vida.”

Y entonces el Maestro se despojó de sus vestiduras, y su cuerpo era hermoso como el día; y extendió los brazos en cruz y dijo: “Yo soy el Hijo del Hombre, porque el espíritu es hijo del cuerpo de los hombres; pues se siembra en cuerpo natural pero se levanta en cuerpo espiritual. El cuerpo es el templo del espíritu; y no hay cuerpos sin espíritu, y no hay espíritu sino en quien se conoce a sí mismo como espíritu. Yo soy hermano de la carne y hermano de las almas, y los dos somos Uno. No os escandalicéis del cuerpo y no escandalizaréis a vuestro espíritu; porque yo soy el ángel que se levanta de la carne, y soy el alma donde se manifiesta vuestro cuerpo. Así, os digo, buscad esta resurrección escondida, que es una gloria superior en esta misma vida salida de la tierra. Y así tal vez salvéis algo de la tierra y estaréis libres en el mundo, y así lo de adentro será lo de afuera y lo de afuera será lo de adentro, y entonces la piedra del sepulcro apartará la sombra de sus entrañas y dejará libre al alma; y los dos, cuerpo y espíritu, serán una sola carne, como se os dijo en otra parte. Esta es mi enseñanza, pero los hombres entienden mal, crucifican mis palabras. Por eso os digo: el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y Él es la luz de los hombres.”

Y diciendo esto se convirtió en una cruz hecha de luz, y abrazó la tierra entera. Porque el espíritu se encarna, se fija, se crucifica a sí mismo en los cuatro elementos vivientes de la materia, su Madre Tierra, hasta que resucita y vuelve de nuevo a su seno perfecto, y así se realizan en ciclo todos los milagros de la Vida. Y entonces, he aquí que bajó del Cielo una voz que decía: “Benditos de mi Padre quienes se han purificado de estigmas ofensivos y construyen su cuerpo perfecto en las alturas, y son capaces de ver la Luz en medio de las sombras. Y bienaventurado quien no se escandalice de mí, porque ha abierto su propio abismo del conocimiento, ya que vosotros sois Yo, y Yo soy también vosotros.”

Y cuando llegaron los del sanedrín buscando al que enseñaba cosas inauditas que ellos no entendían, el Maestro y sus elegidos no eran reconocibles por las miradas impías; una luz sobrehumana los protegió esa tarde contra los falsarios del templo. Sus almas se habían recogido en la morada inexpugnable, allí donde en el dintel de la entrada se lee: “Sólo los justos entrarán en mi descanso”.

Publicado por Alfonso José Luna Geller para Proclama - Norte del Cauca el 3/24/2010 02:50:00 PM

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.