EL ENTUSIASMO VIVIDO
Miércoles 5 de mayo, 2010
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/

Amigos:

Marco Antonio Valencia Calle, poeta, escritor, columnista y Secretario  Ejecutivo
del Bicentenario de la Independencia del Cauca
, ha escrito un articulo que llena de
esperanza a los caucanos que mucho la necesitan.
Nuestras felicitaciones a Valencia Calle por contribuir al patriotismo, entusiasmo y
alegría de la gente, como en otros tiempos.

Cordialmente,

***
El entusiasmo vivido
Escrito por Marco A. Valencia
Web. www.marcoantoniovalenciacalle.blogspot.com
valenciacalle@yahoo.com
Martes, 04 de mayo de 2010
El Liberal.



Foto: FaceBook
La experiencia de coordinar los eventos del bicentenario en el departamento del Cauca ha sido grata y emocionante. Cada que tenemos la posibilidad de visitar uno de los 41 municipios para participar en un evento Bicentenario, vivir el entusiasmo y alegría de la gente por los temas de identidad, cultura e historia, nos erizan la piel y hacen vibrar el corazón.

A los caucanos nos gusta saber, hablar y reconocer aspectos fundamentales sobre nuestros antepasados; debatir y compartir las historias de la fundación de nuestros pueblos, abordar preguntas fundamentales sobre las gestas libradas en nuestro territorio y queremos conocer a los personajes que han hecho brillar el buen nombre “de la tierra” ante propios y extraños.

El entusiasmo por el bicentenario se nota cuando en las escuelas y colegios las paredes se llenan de carteleras, lábaros y pasacalles alusivas a los personajes, próceres y hechos que hacen parte de nuestro grito de la independencia hace 200 años; o cuando se realizan jornadas especiales para explicar la letra o repasar la entonación de los himnos del municipio, el departamento y por supuesto, el himno nacional.

El entusiasmo colectivo se vive cuando se cita a la gente para una conferencia, un reconocimiento o un evento cultural a nombre del Bicentenario de la Independencia de Colombia. Los auditorios se llenan, las emisoras y canales de televisión locales están pendientes de todos los detalles, las autoridades asisten con disposición, los pobladores llegan con sus mejores galas y con preguntas que hacen temblar a los conferencistas, y se arman debates acalorados que terminan en el parque, las aulas y los hogares, como si fueran asuntos de hoy. Cada discurso, cada conferencia de historia, es otro punto de vista de ver y revisar lo que sabemos. Y la gente en los pueblos no come entero: en cada pueblo se realizan aportes valiosos sobre asuntos no debatidos o no develados por la bibliografía oficial.

En los pueblos del Cauca sacar una bandera, cantar un himno, realizar una ofrenda, una misa o una marcha, es un hecho de orgullo patrio para todos. Presentar una exposición pictórica o una obra teatral, es un acto colectivo de estudio, crítica y reunión de familias enteras. Una jornada cultural de bailes, cine, cuentearía o teatro alrededor del bicentenario convoca gratamente. Los Comités Bicentenarios, organizado por los alcaldes, a largo del departamento hacen su tarea.

Quisiera nombrar todas las experiencias vividas, pero por espacio, quiero destacar algunos: En Bolívar el auditorio se llenó de lágrimas cuando se presentó un libro sobre Domingo Belisario Gómez, el cura fundador de este municipio; en Silvia se nos llenó el corazón de orgullo cuando indígenas interpretaron el himno nacional en su lengua nativa, en Caldono almorzamos con alimentos que se cocían hace 200 años en una muestra gastronómica refinada y llena de historias orales; en Sotará se nos iluminó el corazón al ver a los niños y niñas de los colegios vestidos con atuendos propios de la época y disfrazados de Torres, Ulloa, Nariño, Santander y Bolívar entre otros, en torno a la recuperación del molino del Sabio Caldas en un evento sin precedentes; En el Tambo ya hay más de dos mil niños trabajando en dibujos y pinturas alusivas al tema del Bicentenario y hemos visitado ya dos colegios con jornadas de poesía. En Timbío se realizó un Encuentro Regional de escritores con 42 autores de 7 municipios que derrocharon versos ante más de 1.300 estudiantes; En Caloto se inició la ‘Cátedra Caloto’ alrededor de la figura mítica de Obando y la Academia de Historia ha sido notable en sus contribuciones históricas. En el barrio El Empedrado, de Popayán, más de sesenta personas entre pobladores y estudiantes universitarios pintaron un Mural colectivo de una cuadra en los exteriores del colegio Cristo Rey que nos llena de orgullo y felicidad patria (ver más en: www.bicentenariocauca.blogspot.com). Y así, a la fecha hemos realizado más de 132 eventos, que por pequeños que sean, son loables e importantes para los propósitos de educación y cultura que tiene conmemorar y celebrar el bicentenario.

Ahora, todos los municipios se aprestan a celebrar la jornada del 20 de julio como debe ser, porque en el Cauca nos sentimos orgullos de lo que somos y vivimos, y estamos celebrando con emoción sentida el Bicentenario del grito de nuestra independencia.

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.