LA CALLE CUARTA DE POPAYÁN: II
Martes 25 de mayo, 2010
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/

Amigos:

Andrés Perafán Simmonds nos ha enviado un escrito con interesantes anécdotas sobre lo que ha observado durante su vivencia en varios sitios de la Calle Cuarta de Popayán. Al final nos pregunta, refiriéndose al relato que hace Horacio Dorado  Gómez en su escrito distribuído en fecha pasada:  "Qué carajos eran las chandosas de Doña Petronia que no están en mi lista?
Este será el tema para otra nota. Nuestros agradecimientos para Andrés.

Cordialmente,

****
LA CALLE CUARTA DE POPAYÁN
Por Andrés Perafán "Simo"
Popayán. Mayo 2010

Buenísima la crónica de Horacio sobre la calle cuarta, donde viví toda la vida en diferentes direcciones. Cómo no recordar la flota "El Carbonero" y nuestro bellísimo árbol, después tristemente talado, que identificaba los "Carros de Plaza" de la época.

Espectaculares berlinas aladas de los años sesenta, de colores vivos y radio en tecnicolor donde, en medio de la "carrera", oíamos nuestras maravillosas emisoras "La voz del Cauca" y "La Voz de Belalcázar" -la que entra en su casa sin tocar la puerta- locutada por la familia Valencia, de grata recordación. Solíamos bromear con las cosas de la emisora: "El anuncio del tiempo!! " ( Se oía una voz que decía: Gustavo, - nuestro amigo- sacá la mano a ver si esta lloviendo!) O la noticia importante: "Tokío, perdón, Timbío. Se han robado una vaca!". ¡Una maravilla!. "Buenos días América..." fue otra frase que la picaresca popayaneja le adjudicó a la emisora, cuando con dificultad se oía en El Cadillal. ¡Espectacular!.

Con la llegada de la modernidad que nos atropelló a principios de los setenta, las ondas hertzianas "andaron" más lejos y apareció lo mejor de la vida. Un programa del otro mundo que terminó comunicando a todo el Departamento. Se llamaba "Guasquilazos". Entre bellísimas y desgarradoras canciones de vereda, poemas y consejos para mujeres engañadas, anunciaban los más diversos eventos, desde bautizos y primeras comuniones hasta citaciones de juzgados y las más diferentes convocatorias veredales, que incluían notificaciones de "Allá a Don Joel, en la vereda La Mariposa, que el sábado baje cuatro bestias, que va Don Gumer con unos compradores a ver el ganado". ¡Y todo el mundo se enteraba!.

Todo esto mezclado con anuncios más generales para que las gentes de las montañas del Cauca acudieran a las brigadas de salud organizadas en los diferentes caseríos por los hospitales de los municipios, a veces con sancocho y bambuco incluidos ofertados por los propios pacientes y familiares, u oyendo la emisora que incluía propagandas ocasionales sobre los más increíbles inventos de esos años, como la "Laca Super Nueva Ola" para el peinado de las señoras o la "Lechuga", fijador masculino de cabello, que parecía un engrudo del de Timbilimbo, pero colorao.

Muchas anécdotas de nuestro adorado Popayán.

Seguiría, pero realmente, lo que te quería preguntar, es ¿Qué carajos eran las "chandosas" de Doña Petrona, que no están en mi lista?.

Un abrazo.
Andrés Perafán "Simos"
 

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.