HUMBERTO CHARRY LOSADA
Domingo 14 de noviembre, 2010
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/

Amigos:

Foto: 50 aniversario
Humberto Charry Losada es ingeniero civil graduado en la Universidad del Cauca que deslumbró a sus profesores, condiscípulos y amigos por la velocidad que realizaba de memoria, toda clase de cálculos matemáticos, por difíciles y extensos que fueran.

Lilian Arelly García ha escrito un articulo publicado por El Liberal "Humberto Charry, el hombre que derrotó al cerebro electrónico" en el que narra diferentes aspectos del ingeniero Charry. Siguiendo el texto de Lilian Arelly García hacemos una síntesis de su extenso y detallado articulo.

Hace 82 años en Aipe, en la orilla izquierda del río Magdalena, nació Humberto, un hombre sencillo, amable y de humildad pura. Hijo de campesinos, creció entre las labores del campo y las restricciones propias de una familia en la que nacieron 12 hijos y sobrevivieron siete.

Asistió a la escuela local, y desde muy temprana edad se destacó por la inusual relación y dominio con los números, al punto que en el pequeño pueblo, reducido en perspectivas, Humberto Charry Losada se convirtió en todo un personaje.

“Desde los 9 o 10 años -cuenta Charry - comencé a sentir en mi cerebro una especie de ebullición, una caldera de la que solo salían números, y un sábado destinado por los maestros para probar los conocimientos de los alumnos, le dije a un compañero: ¿cuánto es 38 x 29?, él se quedó perplejo y no respondió, un maestro que me observaba dijo ¿usted lo sabe? y yo respondí, claro”.

Tras resolver varios problemas matemáticos, en el pueblo se ‘regó como pólvora’ la noticia de que había un muchachito que calculaba y tenía dones especiales, comentario que acompañó al joven hasta Neiva, donde fue a realizar sus estudios de bachillerato en el colegio Nacional Santa Librada, en un esfuerzo por huir de la violencia que para entonces azotaba a la región.

Culminado ese ciclo, viajó a Popayán e inició estudios de Ingeniería Civil en la Universidad del Cauca, donde según dice, debió mantener cierta discreción porque algunos compañeros y profesores rumoraban que el joven inteligente, de estatura media y ojos achinados, no era normal y por el contrario, ‘rayaba’ en la locura.

Cinco días después de recibir su título profesional y haber conocido a Sara María Paredes Paredes, su actual esposa y madre de sus tres hijos, viajó a Bogotá y al poco tiempo se incorporó a trabajar con la firma norteamericana R.J Tipton como encargado del estudio y proyecto de la Red Sanitaria de la ciudad de Cali.

Obtuvo una beca de la OEA para cursar la especialización en Riegos y Avenamiento, en Lima, Perú, donde conoció a un venezolano que tras convertirse en Decano de la Facultad de Agronomía en Maracay, cerca a Caracas, lo invitó a ser parte de la comunidad universitaria. En este lugar ejerció 31 años como docente y 11 como profesor jubilado.

En 1.955 cuando Humberto Charry tomaba un año sabático, llegó a Cali la hindú Shajuntá La Levi, considerada la mejor calculista mental de Asia y una de las más exitosa del mundo para la época. El ingeniero se propuso entrevistarse con ella para experimentar sus habilidades y someterse a una prueba en la que después de varios intentos, el opita superó a la mujer que recorría el mundo.

Este fue su golpe de suerte, luego de ese episodio, la mujer participó en el afamado concurso japonés ‘La sorpresa del mundo’, que exalta la capacidad excepcional de algunos mortales y estando allá y sin poder hacerse al galardón, le preguntaron si en su recorrido por Latinoamérica había conocido a algún otro calculista capaz de competir en el difícil certamen.

El nombre de Charry volvió a sonar y meses después, la Embajada Japonesa lo contactó. “Me hicieron una entrevista extenuante, documentada y con máquinas de computo; luego de 15 días me llamaron para informarme que iba como invitado especial al programa. Acudí a la cita en Japón y el 6 de abril de 1.972 viví el gran día”, recuerda emocionado el hombre que le ganó a la máquina.

Después de resolver complejos problemas matemáticos y comprobar sus facultades en el cálculo mental, enfrentarse a cinco modernas computadoras, Charry fue proclamado como ganador del programa de televisión de la Fuji Telecastin Company, al derrotar en tiempo récord un panel de 50 problemas a siete Calculistas Mentales en representación de países de Europa, América y Asia.

Así mismo y ante 40 millones de televidentes, conquistó el título como el Primer Calculista Mental del Mundo y ganador del trofeo ‘La Sorpresa Internacional del Siglo’ al derrotar a las computadoras en un tiempo de 17,3 segundos a su favor.

Durante la ceremonia académica de "183 años de la Universidad del Cauca", Humberto Charry Losada recibió la condecoración de "Ex alumno Destacado".

Cordialmente,

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.