JOSEFINA MUÑOZ DE BONILLA
Jueves 23 de diciembre, 2010
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/

Amigos:

Foto: La Nigua
Fernando López Caicedo, en La Nigua y en su articulo "Yo serví en el banquete a López Pumarejo" se refiere a la insigne y notable especialista en gastronomía patoja doña Josefina Muñoz de Bonilla (nació el 19 de enero de 1920). De este articulo, publicado en 2005, hemos tomado los siguientes párrafos:

"Doña Josefina Muñoz de Bonilla es una abuela my querida y respetada por toda la gente de Popayán. Lee sin dificultad y escucha mejor que las personas menores que ella. De su matrimonio tuvo 15 hijos, entre mujeres y varones; Sin embargo ha trabajado desde los 12 años. Cuando vino el Presidente de Colombia, doctor Alfonso López Pumarejo y se le hizo un gran banquete a doña Josefina le tocó participar en la preparación de las viandas... "El doctor López se chupaba los dedos por el opíparo banquete"."

"Cuenta doña Josefina que el Popayán de sus tiempos de juventud era completamente distinto al que les ha tocado a las presentes generaciones. En Navidad sólo se hacía el pesebre y en torno a él se rezaba la Novena al Niño; no existían los árboles de Navidad y tampoco los adornos y las luces de colores con las que hoy se decoran las casas. El regalo habitual entre las familias era un plato de nochebuena con unos hojaldres bien grandes y buñuelos de harina de yuca, además de todos los dulces tradicionales. También subsiste la costumbre de los platos de encurtido, aunque ahora en menor cantidad".

"Las familias se levantaba a misa a las cuatro de la mañana y comulgaban con gran devoción..., la inseguridad en las calles fue algo que vino muchos años después.  También había romería en las iglesias para asistir a la Misa de Gallo que desde entonces se celebra a las doce de la noche el 24 de diciembre".

"Para la celebración del Día de Reyes, el seis de enero, se acostumbraba quemar un corcho y con él se pintaba un lunarcito en la mejilla de las mujeres, con todo el respeto posible, y siempre y cuando ellas lo permitieran. No existían esas manifestaciones de violencia y vandalismo para los días de blancos y negros;  las gentes de Popayán se caracterizaban por el respeto y las buenas costumbres".

"El Maestro Valencia era un hombre de una conducta intachable, recuerdo que al toparse con alguna dama en la calle, le cedía la acera y con una leve inclinación de cabeza se descubría del sombreo que llevaba puesto siempre".

"Doña Josefina todavía sigue usando el gigante horno de leña que es como una bomba de barro calendada con trozos de madera. "Los pasteles horneados en el horno de leña tienen una calidad y un sabor inconfundibles, manifiesta la dama." También prepara su famoso "pavo relleno", carnes frías, postres y mil y una delicias propias de las mesas de los más elegantes banquetes".
 
Cordialmente,

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.