¡QUÉ VISIÓN, QUÉ ENVIDIA!
Martes 6 de abril, 2010
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/

Amigos:

Lucy Amparo Bastidas Passos, nos relata un buen ejemplo a seguir.

Cordialmente,

*****

¡Qué visión, qué envidia!
Escrito por Lucy Amparo Bastidas Passos
b_pass@hotmail.com
domingo, 04 de abril de 2010
El Liberal

En días pasados me invitaron a la Universidad del Valle en Cali, como jurado del libro: ‘Árboles de la Universidad del Valle’, escrito por la arquitecta paisajista Stella Herrera Hurtado con un excelente equipo multidisciplinario.
 
Reconforta saber que dicha profesional da gran valor al paisaje y a la arborización del más importante Campus Universitario del sur occidente del país. Esta investigación contribuye al conocimiento de la arborización y a la adecuada utilización de los árboles en la Arquitectura del Paisaje en universidades, en Jardines botánicos, en parques y zonas verdes de las ciudades, que se han vuelto gigantes urbanos producto de la cultura del asfalto, bajo el cual cruje la tierra.
 
En el libro se analizan 182 especies arbóreas existentes en el Campus de Univalle, con un total de 4.250 árboles, apreciable conjunto vegetal que entremezcla especies ornamentales y frutales, algunas en vía de extinción en el país, como evidencia del paisaje del trópico, constituyéndose como patrimonio ecológico de la ciudad, la región y el país.
 
Por primera vez en Colombia se realiza un trabajo sobre la arborización en un Campus universitario, lo que aboga por la buena imagen de la Universidad del Valle, pues hay pocos textos sobre la arborización del trópico, dos de ellos de autoría de la arquitecta paisajista Lyda Caldas de Borrero.
 
La historia del Campus de Univalle en Meléndez nos cuenta que las 100 hectáreas que lo componen fueron donación de un magnate caleño; el predio estaba dedicado al cultivo de caña totalmente desprovisto de árboles, pero por la visión de varios rectores se lo encumbró con el diseño del paisaje. Así fue como Lyda Caldas, hace el proyecto paisajístico y dirige su ejecución emulando bosques sobre praderas, floreciendo como el más importante pulmón de la ciudad. En 1999 tres alumnos de paisajismo de Univalle Stella Herrera, Roberto Segovia y Lucy Amparo Bastidas hacen su tesis de grado sobre el manejo paisajístico del espacio abierto de Univalle, avalado por el rector de la época. En 2009 Stella Herrera directora de la especialización en Paisajismo entrega el estudio sobre los árboles.
 
Pero esto no termina ahí, como fruto de esa publicación la autora del libro propone que el Campus se convierta en Jardín botánico y los directivos de la Universidad aceptan, asumiendo su conservación e investigación. Pero hay más, el formidable logro de la exención de impuestos de la nación al declararse Jardín botánico, que es de 3 mil millones de pesos anuales para la universidad, ahorro de recursos destinados seguramente a realizar innumerables proyectos para el Jardín botánico. ¡Qué visión, qué envidia!

***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red payanesa por favor
informar a mariopb@comcast.net
e incluir "descontinuar" en la línea "Subject"
 
    To receive no further e-mails, from Red payanesa, please reply to
 mariopb@comcast.net
 with "unlist" in the Subject line.